Blog

Gonzalo Pérez de Ayala, Hno Mayor del Valle: “La restauración del palio se llevará a cabo durante el mandato de varias juntas”

En nuestro programa de radio del pasado jueves en Onda Capital tuvimos el privilegio de entrevistar a Gonzalo Pérez de Ayala, Hermano Mayor del Valle. Entre otras cosas se trataron asuntos como las propias elecciones, el escabroso tema del desfalco, la relación con la Universidad y las líneas de trabajo a seguir durante la próxima legislatura.

Gonzalo, antes que nada darle la enhorabuena por su elección como nuevo hermano mayor del Valle y la bienvenida a Cinturón de Esparto. Votaron más de 900 hermanos y Gonzalo salió ganador por siete votos de diferencia.  ¿Se esperaba tanta participación en las urnas?

Tenía esa esperanza y la deseaba. Es señal de que la hermandad está viva, que los hermanos quieren participar en tomas de decisiones importantes.

¿Cómo encuentra la hermandad del Valle el nuevo hermano mayor?

Encuentro, en la vida de hermandad, aspectos deficitarios, que motivaron nuestra presentación a los hermanos como una opción de futuro y una opción de renovar cuestiones de gestión de la hermandad para superar ese déficit. En cuestión de cofradía, el nivel es de categoría, la hermandad tiene un sello personal que ha sido cuidado a lo largo de los tiempos, y para nada está deteriorado. Es la hermandad la que necesita renovarse en materia de información, comunicación, economía, vida diaria… Deseamos lo mejor para la hermandad, puede haber distintas formas de entender la gestión, y aquí no hay vencedores ni derrotados, todos somos hermanos.

A las urnas concurrieron dos candidaturas. ¿Era la intención desde un primer momento o hubo intento de aunar las dos en una para evitar desuniones?

Hubo intentos serios, estaba todo muy avanzado pero surgieron algunos problemas por los que no se vio procedente que concurriera una sola candidatura. Durante meses estuvimos hablando. Los hermanos no están divididos, solamente tienen distintas visiones de gestión de la hermandad, que pueden ser compatibles y complementarias. Puede haber recelos o desapegos, pero con la participación diaria se limarán esas asperezas. Cuando participemos de forma común, esas rencillas se desvanecerán. Es importante fomentar la participación.

¿Cuál es el objetivo principal de su legislatura en estos años de mandato?

Ya en el proceso electoral lancé puentes de unión y todo tipo de mano tendida, y después de las elecciones, volvemos a lo mismo. Lanzaremos lazos que nos unan y en común llevaremos a la hermandad a la prosperidad, apoyaremos caridad, formación… No podemos dejar de vista los fines pero necesitamos a todos los hermanos. Hemos proyectado una serie de puntos del programa muy ambiciosos para ver si son realizables.

Sorprende mucho el porcentaje de hermanos que procesionan respecto a los que figuran en nómina. Es decir, no hay una proporción que se ajuste a una cofradía de tres pasos. ¿Cómo se puede revertir esta situación para que participen más hermanos?

Hay que procurar que los hermanos participen en la estación, el número de papeletas de sitio es significativo, porque hay muchos puestos en la cofradía y a lo mejor que haya tres pasos diluye la visión de la hermandad. Servidores, costaleros, la Santa Espina… Hay que ser ambiciosos y hay que hacer que los hermanos participen. Uno de los puntos que llevamos es el desarrollo de unos cursos de iniciación a la estación de penitencia.

Desgraciadamente uno de los asuntos que sigue a la orden del día es el desfalco del ex mayordomo de la Hermandad. Según el perito ya se superan los 200.000 euros y finalmente se decantó proceder por la vía penal. ¿Cómo cree que actuó la junta saliente y en qué medida va a colaborar esta junta para resolver el conflicto cuanto antes?

Es un asunto espinoso y doloroso, es un tema en estudio y en el juzgado, que es el sitio donde debía estar. Liberamos así de una carga a la hermandad y los hermanos, nosotros estamos para hacer hermandad y los juzgados para investigar, y ya se ha liberado de cierta presión. En beneficio de la hermandad, un cabildo general decidió esta vía judicial. Se abrirá juicio oral y se depurarán las responsabilidades que haya. Si la junta saliente planteó unas salidas desafortunadas que no eran las correctas, el cabildo general la hermandad soberana decidió lo que decidió.

Respecto a la relación con la universidad, parece ser que hay proyectada una intervención sobre la iglesia presupuestada en 4,5 millones de euros. ¿Sabe algo la hermandad del Valle? ¿Cómo es la relación con la universidad?

La relación no te la puedo contar, además, soy hermano mayor electo, todavía no hemos tomado posesión. La relación es buena, y es de colaboración mutua y una relación fluida. Efectivamente existe el proyecto de una restauración en profundidad, es mucho dinero, y hay muchas administraciones implicadas, que le dotan de una gran importancia a la intervención que se vaya a hacer, y es una cuestión prioritaria cuando tomemos posesión y nos sentaremos a hablar con la Universidad. La administración del Estado ha sufrido también un cambio de gestores y no sabemos si esa partida se va a dedicar definitivamente a esa intervención.

¿Está ya arraigada la hermandad del Valle en el entorno de la Anunciación?

A lo largo de su historia la hermandad ha sido itinerante, pero se ha consolidado en alguna de sus sedes. A día de hoy la hermandad del Valle y la Anunciación son inseparables, la ciudad de Sevilla identifica la Anunciación y la Encarnación con el Valle. 50 años es un tiempo importante.

¿Qué ocurrirá con el palio de la Virgen del Valle? Ya en Cabildo se votó por el taller de Jesús Rosado, pero no sé si se llevará nuevamente a cabildo otras propuestas. O si se preferirá la realización de una copia.

Para mí no es espinoso, es un tema que me causa ilusión y verdadera dedicación. Se puede afrontar esa restauración necesaria, es un proyecto que tenemos decidido en cuanto a financiación y realización. Se va a desarrollar, con seguridad, durante el mandato de varias juntas de gobierno, es un proyecto de hermandad. Para empezar, hay que ir de la mano y no podemos desalinearnos del IAPH, que están ya realizando su trabajo. Conforme vayamos avanzando, se irá informando en cada momento de la situación del paso.

Durante estos dos años se ha venido realizando el aula de poesía Rafael Montesinos, hermano poeta del Valle, con ponencias y recitales líricos sobre la Semana Santa. ¿Se piensa mantener este acto tan personal?

Es una iniciativa interesante, algo muy íntimo, invita a los hermanos a colaborar en una faceta artística poco dada a que se fomente, y es una iniciativa fabulosa que vamos a continuar, mimar y proyectar.

Hablemos del Jueves Santo. ¿Cómo se valora la situación actual del día, por un lado, y de la hermandad del Valle, por otro? ¿Necesita alguna reforma?

El Jueves Santo es una jornada tranquila, sin grandes problemas. No es una jornada conflictiva aunque nos juntemos con la Madrugada. El único retoque lo hizo nuestra hermandad para facilitar la salida de la hermandad de Pasión, cogiendo por Daoiz. La relación entre hermandades es excelente, así nos lo transmitió nuestro hermano mayor saliente. En la asamblea de hermanos mayores pude convivir ese ambiente y lo palpé, es una jornada modélica.

Finalmente, ¿qué mensaje le manda a los hermanos del Valle?

El mensaje que mando es que la hermandad hay que quererla, vivirla. La hermandad son los hermanos. Cada uno en nuestra propia identidad y diversidad tenemos motivos para ser hermanos del Valle. La hermandad puede estar en una persona enferma que lleva un pañuelo de la Virgen… Está en lo que cada uno sienta. Cada hermano del Valle es el Valle. Algunos tienen suerte de tener disponibilidad horaria, cercanía, organización… Cualquier cuestión facilita participar en la hermandad. Por eso cuando ellos transmiten cualquier inquietud, a cualquier cuestión, hay que acogerla y darle cabida.