ENTREVISTA | Pedro Manuel Benítez Carrión: “La única espinita que aún tengo es ver pasar alguna obra mía por la Campana”

Todos los oficios que giran entrono a las cofradías, como sabemos, se han visto realmente afectados por la pandemia. Uno de ellos ha sido el de las tallas y por ello, hemos estado hablando con el tallista Pedro Manuel Benítez Carrión, un artista que pese a su corta edad, ya posee en su haber grandes obras como el paso del Cautivo de Torreblanca, o el retablo del Cachorro.

Estudió en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla durante cinco años, para después entrar en el taller del tallista sevillano, Manuel Durán, del cual se siente muy orgulloso de tenerlo como maestro. Su primer trabajo de envergadura fue la ejecución, con solo 25 años de edad, del paso de misterio de la Sagrada Entrada de Jerusalén de Mairena del Alcor. Por ello, hemos querido preguntarle algunas cuestiones como saber cómo está saliendo de la pandemia, qué proyectos tiene entre manos, así como su trayectoria.

¿Cómo has vivido todo el tema de la cuarentena a nivel profesional?

A nivel laboral bastante tocado al principio, pues se quedaron todas las obras terminadas en el taller, y se me caía el techo encima cuando entraba y veía allí las obras sin entregar. En resumen, las primeras semanas bastante duras, con muy pocas ganas de coger una gubia, ni de crear nada. Poco a poco fueron pasando los días y volviendo a la normalidad, entre comillas, de seguir trabajando.

 

¿Cómo has ido retomando tu actividad?

Poco a poco. Gracias a Dios que tenía en mi taller el retablo de la virgen de los Desamparados de la Hermandad De San Esteban de Sevilla y pude retomar con jornadas a medias, pues mi mujer  también trabajaba y teníamos que alternar el trabajo con los niños en casa. Fueron momentos raros y difíciles pero que sirvieron para seguir trabajando y poder respirar un poco de todo lo que estaba sucediendo.

¿En qué proyectos se encuentra inmerso ahora el Taller de Pedro Manuel Benítez?

A día de hoy, sigo con el Retablo de San Esteban de Sevilla, al cual le queda ya poco. Antes de fin de año estará listo de talla. También me encuentro realizando los respiraderos del Soberano de Alcalá de Guadaira; los respiraderos traseros del Medinaceli de Chiclana, Cádiz; los respiraderos traseros y frontales para la Hermandad del Cristo de la Expiración de Jódar, Jaén; los candelabros para la Hermandad de la Agonía de Badolatosa, Sevilla y otras obras que a día de hoy están paradas por el tema Covid.

Yéndonos a tus inicios en el mundo de la talla, ¿cómo fueron?

Yo curse en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de Sevilla, la especialidad de carpintería artística durante 5 años. Al terminar fui en busca de un maestro para que me enseñara el bonito mundo de la talla que había descubierto en la  Escuela de Arte y así tuve la suerte de poder entrar en el taller del Maestro sevillano Manuel Duran, donde descubrí no solo a un maestro que me enseñara, sino también a una gran persona y amigo que me aconsejara. Con tan solo 25 años me llega mi primer gran encargo, el Paso de misterio  de la Borriquita de Mairena del Alcor,  el cual me permitió independizarme a mi propio taller y empezar a recoger numerosos encargos.

 

¿Quiénes han sido tus maestros, las personas que te han marcado a nivel profesional?

Como no puede ser de otra manera, mi maestro Manuel Duran, del cual mantengo un barroco clásico, con una gran hojarasca de acanto, entrelazando con volutas y cabecillas haciendo un dibujo armónico y elegante. Por mencionarte otros artistas que también me encantan son Antonio Martín y Guzmán Bejarano (padre).

¿Cuál ha sido el trabajo o los trabajos que más ilusión te ha hecho realizar?

Todos los realizo con  la máxima ilusión, en mis trabajos es lo que no puedo perder. Más mediático o más conocidos te puedo destacar, el Paso de misterio del Cautivo de Torreblanca de Sevilla, el  paso de Jesús Preso de Montilla, Córdoba, o como no el Retablo del Cachorro de Sevilla.

 

¿Qué te gustaría hacer que aún no hayas hecho?

La verdad que no me puedo quejar. A la edad de 43 años y trabajando por mi cuenta dedicado exclusivamente a las hermandades desde los 25. En este periodo tengo numerosas obras tanto de pasos como retablos, además, he entrado en Sevilla con un gran paso y un gran retablo. Solo pido que no me falte este bendito trabajo hasta que llegue mi hora de jubilarme, que espero que sea bastante tarde. Pero la espinita que puedo tener, es ver una obra mía pasar por campana, pues el paso de Torreblanca aun siendo de las  mejores obras  mías, por su lejanía, no puede hacer estación de penitencia por el centro.

¿Sigues los trabajos que ya has realizado? ¿Trabajas, incluso, el mantenimiento de estos?

La mayoría si los sigo, algunos por lejanía no tanto como quisiera, pero siempre que puedo me acerco para poder verlos y revivir la ilusión con los que los realice. Sí que mantengo el mantenimiento de cualquier obra, siempre que la hermandad me avise, estaré encantado. De todas formas las obras a día de hoy, de momento, como no sea  por rotura de alguna pieza no han necesitado restauración.

¿Cuáles son los objetivos a los que quiere llegar el taller de Pedro Manuel Benítez?

Esa pregunta me la suelen hacer, y es confusa. Mi taller llegará donde Dios quiera que llegue. Yo mantengo una trayectoria de calidad y precio, no me pongo límites, pero tampoco me marco unos objetivos ambiciosos. Lo que tenga que llegar llegará. Lo importante es seguir día a día trabajando en este oficio con la misma ilusión de trabajar en Sevilla capital como en cualquier pueblo pequeñito, pues la cara de satisfacción de las hermandades al recibir la obra, es lo que me hace seguir con esas fuerzas y ganas de seguir realizando obras de arte para enriquecer el patrimonio del Arte sacro.

¿Cómo ves el mundo de la talla actualmente?

La veo bien. Hay mucha gente joven que está saliendo y eso es bueno para que este oficio no se pierda, pero me gustaría decirles que lo valoren y no tiren los precios por coger trabajo, eso no ayuda a realizar obras de calidad.

 

(Fotografías Antonio Lozano)

Unidos Sevilla entregará 2.500kg de comida a Cáritas Diocesana de Sevilla

Gracias a la iniciativa “Charlas para Cáritas” este colectivo que reúne a músicos profesionales, de diferentes bandas y empresarios del sector podrá repartir dos toneladas y media de comida a Cáritas Diocesana de Sevilla.

Esta iniciativa consistió en realizar unos coloquios de manera virtual en los que participaron hasta 93 personas repartidos en ocho coloquios y cuarenta y ocho entrevistas individuales. A pesar de ser charlas abiertas y gratuitas, el colectivo dio la opción de, aquellos que quisieran, compraran una entrada simbólica de 5€, con el lema de “Una entrada, un plato de comida”.

Pero este evento no ha sido el único que ha organizado este colectivo, pues en febrero del pasado año ya organizó un concierto de música sacra que duró todo un día y del cual se recolectaron cerca de cincuenta mil euros que fueron destinados a la asociación Andex, para la creación de una nueva planta de oncología de niños adolescentes en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

 

El Carmen de San Leandro suspende su salida

La Hermandad del Carmen de San Leandro ha hecho pública la decisión de suspender la salida de Nuestra Señora del Carmen, la cual estaba prevista para el próximo 11 de julio. Una noticia que se podía esperar dada la situación en la que aún nos encontramos, pero no es tan esperado la decisión que también han tomado, de elaborar unos cultos extraordinarios a modo de sustitución de la salida procesional.

Estos, serán una Novena Extraordinaria de rogativas dedicada a la titular, que se celebrará desde el día 7 hasta el día 15 de julio y para lo que la Hermandad montará un altar en el presbiterio de la Parroquia.

La noche del 15, durante la víspera de la festividad, la Hermandad, con el fin de acercar la Virgen a sus devotos el día de su Onomástica, celebrará la salutación, los gozos y la eucaristía a partir de las 23:00h de la noche.

El día de la festividad, la Virgen estará expuesta en veneración pública de fieles en el presbiterio de la Parroquia. A las 20:00h se celebrará una función solemne en honor y gloria de Nuestra Señora del Carmen, precedido por el rezo del Santo Rosario, como culmen de estos cultos extraordinarios que se celebrarán.

La Conferencia Episcopal se pronuncia ante el reinicio del culto

La Conferencia Episcopal Española ha emitido un comunicado titulado “Medidas de prevención para la celebración del culto público en los templos católicos durante la ‘desescalad’a de las medidas restrictivas en tiempo de pandemia”, con el fin de trazar una línea de actuación marcada para la sociedad española en general. Dado el carácter público de los actos y cultos, el comunicado comienza expresando la importancia de usar máxima prudencia en su aplicación según cada Diócesis estime oportuno. Del mismo modo alegan que serán unas pautas que estarán en continua evaluación y no descartan tener que modificarles si las situaciones cambian.

Así, habría decretadas, del mismo modo que en la ‘desescalada’ general, una aplicación de cuatro fases. Estas, textualmente, son las siguientes:

• “Fase 0: Mantenemos la situación actual. Culto sin pueblo. Atención religiosa personalizada poniendo atención especial a los que han perdido a seres queridos. Preparamos en cada diócesis y parroquias las fases siguientes.
• Fase 1: Se permite la asistencia grupal, pero no masiva, a los templos sin superar el tercio del aforo, con eucaristías dominicales y diarias. Quizá con preferencia al acompañamiento de las familias en su duelo.
• Fase 2: Restablecimiento de los servicios ordinarios y grupales de la acción pastoral con los criterios organizativos y sanitarios –mitad del aforo, higiene, distancia– y medidas que se refieren a continuación.
• Fase 3: Vida pastoral ordinaria que tenga en cuenta las medidas necesarias hasta que haya una solución médica a la enfermedad.”

A continuación de estas fases de desescalada, se proponen unas disposiciones de carácter general en las que se comunica que se mantiene a “dispensa del precepto dominical, invitando a la lectura de la Palabra de Dios y a la oración en las casas”; que aconsejan a las personas mayores que valoren responsablemente el riesgo de la salida de sus domicilios y tengan en cuenta la conveniencia de no hacerlo; que se limita el aforo de los templos un tercio en la primera fase y la mitad en la segunda, manteniendo siempre, en ambos casos, la distancia de seguridad; que “en las Eucaristías dominicales, allí donde sea necesario y posible, procurar aumentar el número de celebraciones cuando haya mayor afluencia de fieles, a fin de descongestionar los templos”; que los fieles hagan uso de mascarilla con carácter general; que las pilas de agua bendita continuarán vacías; y que las puertas de las iglesias se mantendrán abiertas a la entrada y salida de las celebraciones para no tener que tocar manillas o pomos.

Tras estas dos disposiciones se delimitan las actuaciones tanto a la entrada a los templos, como durante la liturgia y del mismo modo, para la salida. Las disposiciones para la entrada corresponden a que dos personas encargadas ayuden a la organización y distribución de los fieles y se ofrecerá tanto a la entrada como a la salida gel hidroalchólico o algún desinfectante similar. Para el desarrollo de la liturgia, se recomienda que no se formen los coros, que la colecta se pase a la salida, que el cáliz, la patena y los copones estarán cubiertos durante la eucaristía, que el sacerdote y los demás ministros de la comunión se desinfectarán las manos antes de la eucaristía, que se sustituya el saludo de la paz con un gesto, que el diálogo individual de la comunión (“El Cuerpo de Cristo”. “Amén”), se pronunciará de forma colectiva después de la respuesta “Señor no soy digno…”, distribuyéndose la Eucaristía en silencio y, por último, que en el caso de que el sacerdote fuera mayor, establecer ministros extraordinarios de la Eucaristía para distribuir la comunión. Y ya para la salida, se facilitará la misma, de manera organizada, para que no se produzcan aglomeraciones en la puerta. También se desinfectará continuamente el templo, los bancos, los objetos litúrgicos, etc.

El siguiente punto en el comunicado haría referencia a cómo desarrollar otras celebraciones, siendo estas indicaciones, textualmente, las siguientes:

• La celebración del Sacramento de la reconciliación y los momentos de escucha de los fieles: además de las medidas generales, se ha de escoger un espacio amplio, mantener la distancia social asegurando la confidencialidad. Tanto el fiel como el confesor deberán llevar mascarilla. Al acabar, se aconseja reiterar la higiene de manos y la limpieza de las superficies.
• Bautismo: Rito breve. En la administración del agua bautismal, hágase desde un recipiente al que no retorne el agua utilizada, evitando cualquier tipo de contacto entre los bautizados. En las unciones se puede utilizar un algodón o bastoncillo de un solo uso, incinerándose al terminar la celebración.
• Confirmación: En la crismación se puede utilizar un algodón o bastoncillo, como se ha indicado en el caso del bautismo. Obsérvese la higiene de manos entre cada contacto, cuando haya varios confirmandos.
• Matrimonio: Los anillos, arras, etc., deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes. Manténganse la debida prudencia en la firma de los contrayentes y los testigos, así como en la entrega de la documentación correspondiente.
• Unción de enfermos: Rito breve. En la administración de los óleos puede utilizarse un algodón o bastoncillo como se ha indicado anteriormente. Los sacerdotes muy mayores o enfermos no deberían administrar este sacramento a personas que están infectadas por coronavirus. En todo caso, obsérvense las indicaciones de protección indicadas por las autoridades sanitarias correspondientes.
• Exequias de difuntos: Los funerales y las exequias seguirán los mismos criterios de la misa dominical. Aunque sea difícil en esos momentos de dolor, insistir en evitar los gestos de afecto que implican contacto personal y la importancia de mantener distancia de seguridad.

Para las visitas a la Iglesia para la oración o adoración del Santísimo, se recomienda seguir las pautas generales ofrecidas, evitando las concentraciones y señalando los lugares para la oración y la adoración. Así mismo, no permitir las visitas turísticas en las fases 1 y 2 de la desescalada.

En cuanto a la utilización de dependencias parroquiales para reuniones o sesiones formativas se indica que en la segunda fase las reuniones en dependencias parroquiales seguirán las pautas utilizadas para las reuniones culturales previstas por el ministerio de sanidad que consiste en un máximo de 1/3 de aforo en lugares cuyo aforo habitual es de 50 personas, respetando la distancia de seguridad y la utilización de mascarillas. Y en la tercera fase el aforo pasa a ser de 1/2 en lugares de un aforo habitual de 50 personas y de 1/3 en lugares de un aforo habitual de 80 personas en las mismas condiciones de distancia y utilización de mascarillas.

Por último, se expresa que, tras las indicaciones recibidas, estas medidas comenzarán a aplicarse a partir del 11 de mayo “para que en las celebraciones del domingo 17 de mayo, tengamos una evaluación y una experiencia suficiente de los días anteriores”, apuntan.

El Cachorro sigue con el reparto de mascarillas

La Hermandad del Cachorro ha publicado unas imágenes para comunicar que siguen con el reparto de mascarillas, en una acción conjunta con el resto de hermandades del Viernes Santo. En dichas imágenes se puede ver a voluntarios en la tarea del reparto, así como parte del material que se está destinando a dicha acción.

En total llevan repartidas ya unas 20.000 mascarillas en aquellos sectores donde más se pueden necesitar; residencias, asociaciones, conventos y fundaciones sociales entre otros sitios.

La Macarena crea el Banco de la Esperanza

La Hermandad de la Macarena ha lanzado un nuevo programa de sostén alimentario “para familias y personas necesitadas, sean hermanos o no de la corporación”, en colaboración con el Banco de Alimentos.

Este plan alimentario se suma al que ya tenían en marcha desde julio de 2018, la Despensa Macarena, mediante el cual cubrían las necesidades básicas de trescientas personas, de familias desfavorecidas, del barrio de la Macarena en colaboración con la Cruz Roja. Durante estos casi dos años, las previsiones de atención (las trescientas personas mencionadas anteriormente y las veinte toneladas de comida que se repartieron ese primer año) tenía una previsión de crecimiento de casi el doble de asistencia. Además, durante el estado de alarma ha repartido ya más de catorce mil kilos de alimentos básicos entre las familias mencionadas y también entre los comedores de las instituciones asistenciales que colaboran con la hermandad.

Así, la Despensa Macarena continuará repartiendo los habituales 5.600 kilos de alimentos que ya repartía al mes entre las familias beneficiarias y, de manera extraordinaria, distribuirá más de 1.000 kilos de frutas y verduras frescas y mientras dure el estado de alarma.

En el caso del nuevo proyecto, el Banco de la Esperanza, “consistirá en la elaboración de una base de datos de las familias y personas que están siendo más afectadas por la pandemia. Para ello, la Hermandad hace un llamamiento a las personas en esta situación para que se inscriban; podrán hacerlo llamando al teléfono 954 90 18 00, extensión 4, (lunes, martes y jueves, en horario de 9:00 a 14:00 h) o mediante un correo electrónico a asistenciasocial@hermandaddelamacarena.es”, explican desde la hermandad.

Con esto la hermandad quiere dotar una mejor cobertura a su Asistencia social para con las familias más necesitadas del barrio que debido a la pandemia, pueden ver su situación empeorar y poder así cubrir sus necesidades básicas alimentarias.

La Estrella muestra el avance de la obra de su capilla

La Hermandad de la Estrella ha mostrado a través de las redes sociales como las obras de su capilla continúan avanzando, aunque recalcan que más lentamente de lo previsto debido al cumplimiento de las medidas del estado de alarma.

En dichas imágenes se puede apreciar lo que será la Capilla de la Virgen de la Estrella, así como parte de lo que será la casa de Hermandad.

Recordamos que la obra tenía una duración aproximada de entre 8 y 11 meses. Es decir, antes de la Semana Santa de 2021, pero dada las circunstancias y las medidas de seguridad que tiene que tomar, no se puede hacer una previsión de cuándo podrán ser concluidas.

Las ganas de un Jueves Santo que no llega

El año pasado la lluvia ya impidió que se celebrara el Jueves Santo en buenas condiciones, pues como recordarán un tromba enorme de agua, inverosímil incluso, permitió salir únicamente a la Quinta Angustia, al Valle y a Pasión.

Por eso este año se esperaba quizá con más ganas. Pero además este año había algunos alicientes que lo hacían más esperado, si cabe.

Los Negritos y Cigarreras, las hermandades más lejanas del día de hoy, iniciarían la jornada a eso de las tres de la tarde, hora prevista para iniciar su estación de penitencia. Y aquí ya encontraríamos el primer aliciente, pues Nuestra Señora de los Ángeles saldría, por primera vez a las calles de Sevilla en un Jueves Santo, estando ya coronada canónicamente.

La siguiente en salir sería la Exaltación. Siguiente aliciente. El año pasado ya se truncó la salida desde su templo, Santa Catalina, después de catorce años en obras. Pero la Hermandad y los sevillanos tendrán que esperar para poder vivir esta efeméride que sin duda quedará para la historia.

Mientras en calle Feria ya se estaría preparando todo para orar por rosarios a sones de Redención y Cruz Roja. El día seguiría cogiendo forma. El centro se pondría espléndido. Ya sí que sí el Jueves Santo habría comenzado.

A eso de las cinco y media, si todo fuese en hora, la campana comenzaría a recibir a los primeros nazarenos de la jornada y estoy ya sería el ir y venir constante.

Cae la tarde, y comienza el Jueves Santo Clásico. La Quinta Angustía, Valle y Pasión se pondrían en la calle, estando todas fuera en cosa de hora y media. Ya tendríamos todo. Ahora si podríamos disfrutar este tan importante día de nuestra Semana Grande.

Cae la noche y ahora sería el turno de estas tres hermandades para pasar por la campana. El silencio comienza a apoderarse hasta que llega Él. Martínez Montañés en su máxima expresión. Llega Pasión a la campana y comienza el principio del fin de este día. Ya huele a madrugá mientras su majestuosidad continua avanzando en ese corto pero intensísimo recorrido.

Sigue avanzando la noche. Comenzarían a entrar Los Negritos, Exaltación y Cigarreras. Y en la Macarena se abren las puertas de la Basílica. Se hacen la una. Las puertas del cielo están ya abiertas de par en par en Sevilla y este Jueves Santo terminaría, para dejar paso a la noche más bonita del año.

Ernesto Sanguino a sus legionarios del Porvenir

Ernesto Sanguino, capataz general de la Hermandad de la Paz, ha escrito una carta a sus costaleros en la que trata de mandarles un mensaje de ánimo y de anhelo ante esta situación.

En ella recalca la importancia de dar gracias al Señor de la Victoria y a Nuestra Señora de la Paz por mantener su salud y la de sus amigos y familiares, así como por poder escuchar las misas mediante las comunicaciones digitales que se están haciendo.

También les explica que el momento de realizar la salida llegará y que es importante seguir viviendo la Semana Santa con fe y amor.

Ernesto Sanguino a sus legionarios del Porvenir

La problemática de la economía cofrade

La situación del estado de alarma ha afectado al mundo entero, no cabe duda. Es sabido por todos los daños económicos que tendrá la ciudad de Sevilla al tener que suspenderse, el caso de la Semana Santa, y posponerse, la Feria de Abril. Pero en el caso que nos ocupa, dentro del mundo cofrade también hay muchos sectores que pueden verse realmente afectados hasta el punto de su desaparición.

Cerería, floristería… y las formaciones musicales. La gran mayoría de ellas sustentan sus ingresos, casi al ochenta por ciento, en los pagos de la Semana Santa. Dichos pagos son dados, como se puede entender, por las hermandades correspondientes. Muchos están apelando a la “hermandad de las hermandades” para que cumplan con sus acuerdos y sean conscientes de lo que supondría no pagar los acuerdos firmados con estos sectores.

Manolo Esteban, presidente del Consejo de Bandas de Música Procesional de Sevilla, así como directores de bandas importantes han lanzado ya la primera voz de alerta ante la posibilidad que se está empezando a escuchar del impago. Alertan que ello podría conllevar incluso a la desaparición de bandas más pequeñas, que no solo tienen que hacerse cargo de los gastos que supone la preparación para la Semana Santa, que se mantiene durante todo el año (local, luz, gastos de mantenimiento, etc.), sino que algunas de ellas incluso tienen deudas. Afirman que cobran para seguir existiendo, que son asociaciones sin ánimo de lucro y que han sido muchas las veces que se han unido a los actos benéficos que han organizado las hermandades para colaborar.

Ante esto lo que estarían pidiendo a las hermandades es que sean conscientes de esta situación y traten de llegar a acuerdos con las formaciones, hecho que se podría trasladar a todos los sectores, para que mediante plazos u otros métodos, se mantengan los pagos, adaptándose a las circunstancias de ambas partes.

Lo que ocurre en este punto es que las hermandades también están viendo tambalearse su sustento económico, que son las cuotas, las papeletas de sitio y las subvenciones. Por lo que es entendible que para muchas de las más humildes, sea muy complicado hacerse cargo de esos gastos, si sus hermanos, de forma caritativa, no ofrecen ese sustento. Digo de forma caritativa, pues no hay otro contexto que justificase que sean pagadas esas papeletas de sitio o incluso donaciones.

En definitiva, ahora más que nunca las hermandades y todo lo que las rodea necesitan a los cofrades, a sus hermanos, para afrontar este bache que la vida nos ha puesto en el camino, pero que no cabe duda que juntos será como se supere