Tarde de Lunes Santo en San Gonzalo

El misterio de San Gonzalo a su paso por el Altozano y Reyes Católicos.

El Lunes Santo de Las Aguas

Un Lunes Santo brillante fue el que vivió la Hermandad de Las Aguas con una estación de penitencia muy especial en la que la Virgen de Guadalupe salió vestida de hebrea en su palio, por su vestidor Antonio Bejarano, con un tocado en forma de tablas de otomán, para conmemorar los cincuenta años de su bendición.

De esta manera se rindió homenaje a aquellos hermanos que hicieron posible la llegada de la dolorosa de Duarte a la hermandad de las Aguas, luciendo la diadema de plata sobredorada de Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor, un puñal bañado en oro donado por el Grupo Joven, su nuevo fajín hebreo donado por un hermano y un escudo de oro regalo de la Hermandad de San Gonzalo.

 (Vídeo Miguel Angel Vilas Villeda)

El Lunes Santo del Polígono de San Pablo

El Lunes Santo del Beso de Judas

Esperanza de Linares

La Virgen de la Esperanza de Linares es una talla antigua datada en la década de los años veinte del siglo pasado. Su antigüedad y la falta de acreditación que justifique la autoría de la talla no son inconvenientes para comprobar en su hechura algunos rasgos formales que orientan su procedencia. En la restauración que Luis Álvarez Duarte realiza en los año noventa se encontraron una serie de elementos técnicos que la sitúan en su producción cerca de los círculos de la escuela lenvantina y mas concretamente valenciana.<br
Es una dolorosa de tenue duelo de gran belleza. Su ceño fruncido, su boca entreabierta y su mirada baja son características que realzan su expresión y ratifican la idea de su autoría. Su restaurador afirma que en su proceso de restauración encontró numerosas dificultades. Entre ellas la utilización de aglomerados de madera, escayolas encoladas o pasta para la creación del cuerpo. Por eso Duarte tuvo que intervenir suplantando estas deficiencias y creando un nuevo candelero aunque respetando siempre su sello original. <br

Y es que la historia de la Esperanza de Linares es compleja y llena de lagunas. Parece claro que desde los años veinte acompaña la imagen del crucificado en la estación del Viernes Santo. Pero tras la Guerra Civil, la imagen queda perdida, e incluso se llegó a pensar que había sido destruida como ocurriera con el Cristo. Por ello se encarga al escultor Gabino Amaya la creación de una nueva dolorosa para la estación de penitencia, junto con la de un nuevo Señor de la Expiración. <br
A finales de los sesenta, aparece la antigua Esperanza en la Agrupación de Cofradías y esta restaurada para su Estación de Penitencia, dejando de procesionar la de Amaya. Años más tarde llegaría la restauración de Álvarez Duarte, quien identifico su estilo con el de Pío Moyar.

Martes Santo en Linares

El Martes Santo en Linares fue de Humildad y Silencio, y parafraseando al poeta, “llegó como llega siempre”, así, sin más, con su lento racheo y su solemnidad, con el respeto de su pueblo y el asombro de los más pequeños. Sólo Luz…y Silencio, Humildad, y Salud…esa que siempre pedimos, y que llena nuestros rezos.

Linares se quedó en Silencio una vez más y las monjas de Santa Ángela fueron testigos de ello, sus melodías arañaron nuestras almas como siempre, como todos los años…porque ESO ES ASI. Linares quedó en Silencio, rezando por la Salud. A continuación les ofrecemos el reportaje realizado por nuestro compañero Germán Muñoz.

Rosario de la Aurora de la Virgen del Rosario de Linares

Tocó madrugar un domingo, ese lindo vicio que pocos entienden y que nos llevan a ver a María con los primeros rayos del Alba, a la Aurora. Temperatura atípicamente alta para éstas fechas, más gente de lo acostumbrado, incienso…y Ella, espléndida como siempre, guapa como nunca y paseada por sus hombres, los de su buque marinero y por los hombres de la Galera de Dios, esos que pocas veces tienen la oportunidad de pasearla…¡¡y menudo paseazo!!

Se fueron rezando los Misterios del Rosario conforme levantaba la mañana, señoras en bata se asomaban a los balcones, deportistas frenaban su ritmo para verla pasar…como todos los años, la Virgen pasa temprano, a la Aurora, para impregnarnos de Fe, de Esperanza y de Caridad.

Con el acompañamiento de la Banda de Cornetas del Rosario, la banda de la Hermandad que cada Jueves Santo acompaña al Soberano Prendido de San Agustín, se inició a la hora del Ángelus el retorno a casa, un retorno que no sería para nada rápido ni con prisas…como debe ser. En la Calle Nueva se descubrió un mosaico representativo y, en loor de multitudes, La virgen del Rosario seguir repartiendo Fe por las calles de Linares, la atmósfera era magnífica, la gente expresaba con miradas brillantes lo que estaba ocurriendo…

Fue otro año más de Excelencia, de buen hacer por parte de la gente de la Hermandad, de marcar tendencias, de ser pioneros en cualquier ámbito cofrade…agradecer a Junta de Gobierno, Priostes, Camareras, y en definitiva, a todos los que participaron, su entrega y dedicación, para que los demás pudiéramos disfrutar de momentos maravillosos.