El Valle en la intimidad de la Anunciación

En el cuarto fin de semana de Cuaresma ha tenido lugar uno de los cultos más concurridos del tiempo previo a la Semana Santa: el besamanos de la Virgen del Valle en la Iglesia de la Anunciación.

Este besamanos comenzó en la jornada del viernes 29 y se ha prolongado hasta el domingo 31, concentrando a gran cantidad de público que se ha acercado para contemplar de cerca a la Dolorosa del Valle, ataviada por Antonio Bejarano, luciendo el manto de salida bordado por Rodríguez Ojeda en 1920 y la saya de los soles de Teresa del Castillo del año 1879. Al fondo de la imagen, el clásico y exquisito altar de Septenario al que la imagen ascenderá esta semana, coronado por el Simpecado de Rodríguez Ojeda, acompañado en los laterales por San Juan y la Magdalena.

Se trata de uno de los momentos más esperados de la Cuaresma, que nos acerca hacia el Domingo de Pasión y a la recta final de la espera.

Besamanos a la Virgen del Silencio de Torreblanca

Besapiés en el Santo Entierro de Alcalá

Quinario en el Perdón de Alcalá

Quinario en Santa Cruz

Besamanos a la Amargura de Alcalá

Besapiés al Cristo de San Agustín

Besapiés del Cristo de la Redención de la Puerta Real

El imponente Via Crucis de Itálica

Un año más, la imagen de nuestro padre Jesús Nazareno congregó a multitud de personas en su anual Vía-Crucis que le llevó a rezar las 14 estaciones en el imponente entorno del anfiteatro de Itálica. Muchos fieles se acercan al rezo del Vía Crucis en el Conjunto Arqueológico donde se crea un ambiente de música, olores, imágenes y sensaciones que hacen sentir la Cuaresma de pleno.

Está reconocido como «Acto de Interés Turístico Nacional de Andalucía» y es que son de especial relevancia las estaciones que se rezaron en la misma arena del anfiteatro romano. La luz que iluminaba el paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno o las antorchas que acompañan el discurrir del Señor, son algunos de los muchos detalles que dibuja esta estampa de Cuaresma.

Los sonidos y la música llegados de la Capilla Musical «Nuestra Señora del Rosario» así como la Coral Polifónica de la Hermandad de la Vera Cruz de Valencina de la Concepción, impregnan de sensaciones el desarrollo del Vía Crucis por su solemnidad.

El Vía Crucis de Itálica volvió a dibujar una estampa para el recuerdo que bien se confirma como una cita ineludible de la Cuaresma en la provincia de Sevilla. En todo momento desde su llegada al Conjunto Arqueológico de Itálica, estuvo acompañado de muchos fieles que no quisieron perderse esta vuelta al pasado.

Quinario en San Esteban