Algo muy grande

“Qué cosa más grande”…esta expresión en Umbrete suele venir acompañada de una noticia desagradable. Y en la tarde del pasado lunes 8 de mayo se hizo tendencia en la red social más antigua de esta tierra: el boca a boca de unos vecinos crispados por la tristeza, la pesadumbre y el desconcierto.

No cabe duda que ha sido “una cosa muy grande”. Pero lo ha sido porque ha afectado a algo que para nosotros, los vecinos de Umbrete, es muy grande. Porque la Hermandad Sacramental es parte de la familia de muchos umbreteños y, como familia, duele. Es nuestra Hermandad tan grande que hunde sus raíces en el siglo XVI, siendo con total probabilidad la corporación religiosa más antigua de nuestra villa, lo que atestiguaría la propia imagen del Señor de la Vera Cruz, de la misma centuria.

Es la Hermandad que rinde culto al Santísimo Sacramento gozando de un privilegio, da igual si arzobispal o no, que le permite organizar un Corpus Christi único. Es la Hermandad que ha conseguido levantarse de duros momentos como la crisis de los años 20 que llevó a la fusión del 29 y la crisis posterior a la Guerra Civil. La Hermandad que abandera una de las grandes devociones del pueblo como es la Virgen de los Dolores, a quien no han podido quitarle la que para Ella es su mayor joya, el amor de sus hijos.

La Hermandad que supo darle al Sábado Santo la solemnidad correspondiente con la incorporación del Santo Entierro; la misma que, siendo la única cofradía en el pueblo, pone en la calle un cortejo de trescientas personas, la que ha visto en dos ocasiones a un Cardenal de cónclaves presidir la salida del Jueves y la que experimentó el cariño de todo un pueblo que hace tan sólo unos años, cuando la crisis alcanzaba su cénit, costeó la restauración de su Cristo de la Vera Cruz porque era uno más de la familia… y la familia duele. ¿Acaso no son estas cosas “mu grandes”?

En los Oficios del pasado Viernes Santo, nuestro querido Cardenal Amigo Vallejo decía en su homilía que “las cosas grandes no se comprenden, se viven”. Adelante queridos vecinos de Umbrete, conservamos aún las mejores joyas: nuestros titulares y nuestra Historia. Sigamos viviendo nuestra Hermandad Sacramental como lo que es: algo muy grande.

 

Juan Pedro Ríos Madrigal

Camarero del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz de Umbrete