Blog

ENTREVISTA | Martín Mena: ‘Tenemos la oportunidad y la obligación de reinventar la vida de hermandad’

Juan Miguel Martín Mena es un artista de enorme creatividad y maestría en sus composiciones, llamando la atención de publicistas y editores a la hora de ilustrar  sus publicaciones en periódicos dentro y fuera de nuestra tierra.

Su temática se centra en el mundo cofrade, rociero y taurino visto desde una perspectiva actual e innovadora renovando escenas costumbristas trasladadas a nuestros días. Ha sido el Cartelista de la Semana Santa de Sevilla en Cinturón de Esparto.

Juan Miguel está viviendo este momento de manera muy tranquila. Intenta estar al día de la situación que vivimos pero evitando la sobreinformación.  A nivel personal intento cuidarme y a nivel profesional sigo pintando, aprovecho para investigar y seguir formándome con prácticas nuevas.

Pasó la Semana Santa y Juan Miguel tiene una espina clavada desde el año pasado, disfrutar en la calle del paño de la Verónica que pintó para la Hermandad de Montsserrat, aquel año fue la lluvia la culpable. Fue un trabajo con los que se sueña siempre hacer y cuando por suerte llegan, te quedas con el triste recuerdo de no verlo en la calle, que es para lo que se concibió.

Como para todo cofrade, ha sido una Semana Santa especialmente dura sin poder participar en su hermandad de la Estrella de Dos Hermanas, aunque vivida intensamente a través de las redes.

Juan Miguel se muestra tranquilo ante el trabajo que se le presenta, tras revisar y ponerme en contacto con los encargos y proyectos que tenía,  parece ser que habrá modificaciones y aplazamientos, pero por ahora no he sufrido ninguna suspensión. Será diferente pero mi agenda sigue completa. 

No obstante existe un cierto temor entre los artistas por las consecuencias de esta crisis en los futuros encargos de las hermandades. La Semana Santa ha sufrido innumerables cambios políticos y sociales y ha mantenido su estética evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos. A nosotros no ha tocado ser los responsables de este gran cambio y estoy seguro que apoyándonos en el gran engranaje cultural, artístico y artesanal que es el mundo cofrade no se verá empobrecida la Semana Santa ni nada que la rodea. Es cuestión de ayudarnos unos a los otros.

Martín Mena piensa que la cartelería, las publicaciones y toda la actividad de una hermandad se centrarán aún más en redes sociales. Por lo tanto necesitarán del arte para apoyar esa actividad.

Hace una llamada a la coherencia en estos tiempos y ante esta crisis. Es un periodo histórico el que nos ha tocado vivir y de nosotros depende que quede constancia para un futuro de ejemplaridad con la escala de valores que tenemos que tener en estos momentos. Los pasos volverán a las calles algún día, pero mientras tanto tenemos la oportunidad y la obligación de reinventar la vida de hermandad y el culto a nuestros titulares .