Blog

La iglesia de Santiago podría ser restaurada por la Redención

La Hermandad del Beso de Judas está inmersa en la que podría ser la obra de mayor envergadura emprendida por la corporación en su historia más reciente: la restauración de su sede canónica, la iglesia de Santiago el Mayor. Según adelantó anoche el programa radiofónico «El Llamador» y ha ampliado hoy «Pasión en Sevilla», la Junta de Gobierno está estudiando la posibilidad de restaurar el templo con un anteproyecto debido al estado de las cubiertas, ya que los expertos que han revisado esta iglesia aseguran que es necesaria una restauración a corto plazo.

Los presupuestos consultados por la Hermandad varían entre los 360.000€ y los 800.000€, y las obras tendrían una duración prevista de entre cuatro y diez meses. En las próximas dos semanas se llevarán a cabo una serie de catas que determinarán el estado real para así convocar Cabildo General Extraordinario de Hermanos.

Estas obras conllevarían el traslado de los titulares a otro templo, siendo éste la Parroquia de San Ildefonso, a la que pertenece la Hermandad. El traslado tendrá lugar tras los cultos en honor a la Virgen del Rocío que culminarán el domingo 9 de junio de 2019, Domingo de Pentecostés. En el caso de que las obras no hubiesen terminado antes de la Semana Santa siguiente, la Hermandad buscaría alternativas para procesionar el Lunes Santo de 2020 debido a las dimensiones de la puerta de San Ildefonso. Una de estas propuestas es la iglesia de Santa Catalina, que ya fue sede provisional de la Hermandad del Beso de Judas entre 1977 y 1980. Por el momento, aún no se han iniciado los trámites preceptivos en el Arzobispado. Antes de fin de año, la Junta de Gobierno entregará todos los documentos necesarios en Palacio para que las obras puedan comenzar tras la próxima Semana Santa. Estos trámites deberían ser ágiles, ya que el templo no está catalogado como BIC, teniendo únicamente el el grado de protección A.

La intervención únicamente contempla restaurar las cubiertas del templo que tienen tres naves a dos aguas y dos cuerpos adosados de edificios en paralelo que dan a la plaza. El mayor problema son las filtraciones de agua del techo, que han afectado en mayor medida al tablero de madera de la cubierta y a las vigas de la techumbre. Los trabajos pretenden reponer la cubierta con un tablero nuevo y sustituir las vigas. También buscan recuperar y restaurar unas vigas de los siglos XVI y XVII que poseen un dentellado de diamantes ubicadas en las dos naves laterales. Además se sanearán los muros de coronación, dejando la iglesia desprotegida al vacío, y se sustituirán las tejas de curva árabe por unas nuevas.

Además de todo esto, la Hermandad de la Redención ha solicitado a la Junta de Andalucía la cesión de unas dependencias del antiguo Convento de Santa María de los Reyes para construir allí su nueva casa de hermandad. Estos trámites se encuentran bastante avanzados y, en un principio, serían cedidos para un espacio temporal de entre cuatro y ocho años con posibilidad de renovación.