Blog

Los ”Sacapasos”

Una vez más la polémica está servida, esta vez ha surgido tras la salida extraordinaria que tuvo lugar en Granada el pasado sábado sobre los costaleros que sacan varias hermandades, los llamados “sacapasos”. Un tema que viene de largo y no solo en la ciudad nazarí sino en varias lugares como Córdoba y Sevilla entre otras.

La justificación de estos ataques se basan en que no permiten entrar a los que “realmente tienen devoción a los titulares”. ¿Quienes somos nosotros para medir la devoción o el sentimiento de una persona que se pone el costal para sacar una hermandad? ¿Acaso la devoción se mide llorando o subiendo grandes textos o fotos en redes sociales?

Cabe recordar que cualquier cuadrilla tiene sus respectivos ensayos donde algunos costaleros llevan juntos varios años, donde hay compañerismo y se forjan grandes amistades debajo de las trabajaderas. ¿Por qué no se puede disfrutar con los amigos de una salida?

Los capataces dan sus instrucciones y advertencias,  ellos son los ojos y voz de los costaleros, por tanto desde fuera no se debe cuestionar su forma de trabajar intentando ensuciar su trabajo a través de críticas.

Esta polémica no es nueva y siempre habrá distintas opiniones al respecto, pero debemos meditar. Si no fuera por esos costaleros una gran cantidad de hermandades no podría sacar a sus titulares a la calle y no solo en Granada, sino también en distintas ciudades de Andalucía.

Algunos hablan de la época dorada de los costaleros cuando no la han vivido. ¿Recuerda esa gente que a aquellos costaleros se les pagaba por salir y no a la inversa como se hace hoy en día? Estamos en pleno siglo XXI y todo avanza y evoluciona, algunas cosas a un mayor ritmo y otras no tanto, pero al igual que antiguamente tampoco se andaba con tantos cambios como hoy en día, el mundo del costal ha avanzado y eso no implica que un costalero que saque varias hermandades no este capacitado para ello.

No todo el mundo sirve para ser costalero. Puede que se tenga mucha devoción o sea la hermandad de nacimiento de uno. La devoción no hace aguantar largas chicotás, es el capataz quien decide quien porta a los titulares ese día ansiado. ¿Se debe pensar por ello que se quita el puesto a otro? 

Es preferible no ensuciar el trabajo de los capataces,costaleros y todas aquellas personas que hacen posible que los titulares puedan salir a la calle de la mejor manera posible. Intentemos aportar en vez de restar para engrandecer siempre nuestra Semana Grande.