Blog

El Resucitado concede su insignia de oro a la Paz y Esperanza

Desde el pasado 4 de septiembre, los hermanos y devotos de Maria Stma. de la Paz y Esperanza no hacen más que vivir una cuenta atrás con gran júbilo y entusiasmo que tiene como meta, nada más y nada menos, la Coronación Pontificia de la dolorosa de la corporación capuchina que tallara el insigne imaginero cordobés Juan Martínez Cerrillo en el año 1939.

Son ya varios los actos que se llevan realizando desde tal fecha. Entre ellos podemos destacar la presentación del logo realizado por el cordobés Rafael de Rueda asi como el cartel pro-coronación, protagonizado por una bellísima e inédita fotografia de José I. Aguilera, que nos muestra a la Reina de la Paz con una tiara sobre sus sienes sobre el lema de la Coronación: «Córdoba, Corona de la Paz».

Pero no todo queda ahí, pues otras hermandades han querido sumarse a tal alegría que marcará un hito en la Córdoba cofrade y andaluza por ser una de las coronaciones más esperadas de los últimos años.  Ejemplo de ello es el reciente gesto que ha tenido la Hermandad del Resucitado que, mediante aprobación por parte del Cabildo General de Hermanos, ha decidido ortorgarle la Insignia de Oro de la Cofradía a la Virgen de la Paz y Esperanza así como a D. Juan Berrocal Peligros, ex Hermano Mayor de la Cofradía de Santa Marina.

Este presente se suma a la donación producida el pasado mes de enero de un fajín y medalla al Mérito de Campaña  por parte de D. Fernando Ostos González, Teniente General Jefe del mando aéreo del estrecho y Jefe del Sector aéreo de Sevilla 2° Región aérea en la reserva durante la Solemne Función celebrada el pasado 24 de enero en Capuchinos por el Obispo de Córdoba.

Sin lugar a dudas, la Hermandad de la Paz y Esperanza se encuentra inmersa en un sendero que tiene como horizonte el año 2020 y que es compartido por otras Cofradías y multitud de devotos como símbolo de amor y gloria a la Madre de Dios.

 

(Fotografía Jesús Salmoral)