Reportajes

Rubén Terriza González

En La Puebla del Río reside posiblemente uno de los artistas más prometedores de esta generación. Rubén Terriza González, con tan solo 19 años es capaz de emocionarte con las obras que salen de sus manos,  con una facilidad para exteriorizar el sentimiento de la Pasión que lo hace muy interesante.

 

Fue a los siete años cuando realizó su primer dibujo cofrade para su abuela y desde entonces no deja de dibujar, algo que le llena plenamente.

 

Sevillano de nacimiento, su corazón está dividido entre la Hermandad de los Dolores y la Granada de La Puebla del Río y  la trianera Hermandad de San Gonzalo . Precisamente ésta última fue la que le encargó su primer cartel pintado, para el Pregón de la Juventud,  uno de los trabajos que más ilusión le hizo y del que más orgulloso se siente.  En él pudo plasmar su primer recuerdo cofrade, a los brazos de su tío, viendo salir a la Virgen de la Salud.

Si hablamos de sus mejores momentos de la Semana Santa, sin duda se quedaría con cualquiera de los vividos en su Hermandad de San Gonzalo en la calle, "ya que cada uno de ellos es mágico". Así mismo, se quedaría también con la salida de la Esperanza de Triana, instante que disfruta enormemente, al ver a la Virgen salir irradiando luz en la calle Pureza.

 

Desde muy pequeño se siente fascinado por todo lo relacionado con el mundo del arte. Apenas ha abandonado la adolescencia, pero goza de una madurez personal y creativa que dicen mucho de su personalidad.

 

En cuanto a su referente artístico son muchos los artistas que le gustan, pero de entre todos resaltaría a Antonio Diaz Arnido, pues la espiritualidad y buen gusto que emanan de sus obras es algo que cautiva al joven Rubén.

 

Si hablamos de técnicas, hasta ahora, ha usado el acrílico, óleo, lápiz, grafito, sanguina y no desde hace mucho, el bolígrafo. Todas las técnicas despiertan en él sensaciones maravillosas y muy distintas. Le gusta compaginarlo todo, y por supuesto seguir aprendiendo, algo que para Rubén nunca se termina.

 

Le gustaría enfocar su vocación artística con el mundo de la pintura y de la escultura, aunque como siempre dice, "es primordial para mí tener nuevas inquietudes, ser constante, ir evolucionando poco o a poco y aprender, siempre aprender".

 

Si le preguntamos por detalles que le inspiren de manera especial, él lo tiene muy claro, "como decía Pablo Picasso: Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando."

 

No olviden este nombre: Rubén Terriza, estamos seguros que dará mucho que hablar, ya lo hace con su esfuerzo y saber estar y su carrera sin duda, será muy prometedora.

 

Manuel Giráldez Mesa